En palabras de la Doctora Castés, nunca el ser humano había tenido tanto protagonismo en su evolución, como en estos momentos. Esto motivado al avance de las investigaciones en las ciencias médicas que cada vez más vincula al ser con el espíritu.

De allí lo importante que resulta hacer procesos de autoconocimiento, introspección que ayude a cada individuo a ser protagonista de su mundo experiencial.

Desde la llamada “Década del cerebro” en los 90, la ciencia ha buscado entender más su funcionamiento, biología, química, procesos que coadyuven a dar respuesta a la conducta humana. Desde allí, la neurociencia como rama que se enfoca en el conocimiento del sistema nervioso, su estructura, funcionamiento, ha realizado numerosos estudios que impactan sobre la forma de ver el mundo y entenderlo. Aprender a usar el cerebro como herramienta humana que lleva a reconocer al ser humano como un todo, una totalidad, compartiendo la visión de la Gestalt, el hombre con una visión holística, permite el empoderamiento de la existencia.

La comprensión y aplicación de éstos conocimientos, permiten que se pueda alcanzar niveles reales de salud, sabiendo reorientar la química del cerebro al cambiar los pensamiento y la postura ante la vida, la biología de las células con sólo hacerse responsables de la creencia que está interfiriendo su desarrollo psico-social, asimismo la necesidad actual del hombre de apropiarse de su vida, de tomar el control sobre sus emociones, aumentar su calidad de bien-estar.

Todo lo anterior queda refrendado en la afirmación que hace la Dra. Castes (2018) donde expresa “No son las hormonas ni los neurotransmisores producidos por los genes los que controlan nuestro cuerpo y nuestra mente; son nuestras creencias las que controlan nuestro cuerpo, mente y por lo tanto nuestra vida”

Todo esto viene acompañado con la necesidad actual del hombre de apropiarse de su vida, de tomar el control sobre sus emociones, aumentar su calidad de bienestar. Es así, como cada vez la relación hombre – trabajo – tiempo libre se hace más equilibrada, proporcionando al individuo tiempo para nutrir su alma.

De lo anteriormente expuesto, surge la propuesta NeuroBienestar® que parte del principio de que la Salud proviene del balance entre el cuerpo y la mente. Esta tendencia busca transformar la vida de las personas, equipos y organizaciones ofreciendo recursos desde la neurociencia para aumentar su sensación de felicidad y bienestar, todo el sistema neuronal al servicio de la vida.

El Diplomado de NeuroBienestar®, esta insertado en esta filosofía en donde la triada Mente, Cuerpo y Espíritu se complementan y transitan el camino que conduce de la necesidad a la posibilidad. Afirmando firmemente que la Calidad de vida del ser humano está directamente relacionada con su estado de ánimo interno y aún más con la información que procesa su cerebro, con la forma como percibe el mundo.

Este Diplomado conjuga una serie de saberes, de prácticas terapéuticas fundamentadas en disciplinas mentales, emocionales, corporales y holísticas que están en boga en la actualidad a través de las cuales se le garantiza al participante llegar a su NeuroBienestar® propio y que de esta manera se pueda convertir en un multiplicador de bien-estar con su proceso, poniéndolo en evidencia a la vista de otros.

El Diplomado en NeuroBienestar® tiene su fundamento Filosófico en la estimulación del pensamiento crítico, reflexivo y creativo del ser humano como un ser participativo y transformador de su contexto; a través de las relaciones inter-subjetivas donde el dialogo y el consenso son alternativas para la construcción del saber.  El principio Ontológico del presente diplomado busca que los participantes puedan alcanzar resultados eficaces, eficientes y óptimos que le permita desarrollar su bien-estar individual y colectivo en cualquiera de los ámbitos donde se desenvuelva. Su finalidad formativa se orienta hacia el Ser, Conocer-Haciendo, Convivir y el Emprender.

El Diplomado cuenta con un equipo de facilitadores formados en múltiples áreas de conocimientos: Programación neurolingüística, Gestalt, trauma familiar, terapia sistémica, coach, reiki, mándalas numerología y astrología.

Pide Informacion   https://goo.gl/forms/L9ofu7dnQ8UVdZvT2

  • El cerebro sigue siendo un gran desconocido, pero hace 30 años aún lo era más. Los avances en neurociencias han permitido comprender cómo funciona el cerebro y ver el importante papel que la curiosidad y la emoción tienen en la adquisición de nuevos conocimientos. En la actualidad se ha demostrado científicamente que, ya sea en las aulas o en la vida, no se consigue un conocimiento al memorizar, ni al repetirlo una y otra vez, sino al hacer, experimentar y, sobre todo, emocionarnos. Las emociones, el aprendizaje y la memoria están estrechamente relacionadas. Desde el punto de vista de la neurociencia cabe destacar que la inteligencia es un concepto multidimensional, por eso un mismo ambiente de aprendizaje debe llevar a los niños a explorar, pensar y expresar sus ideas a través de una variedad de diferentes códigos.